Saltar al contenido
DeChihuahua.org

¿Por qué vomita amarillo mi Chihuahua?

Chihuahua vomitando amarillo

El Chihuahua es de los perros “minis”, por eso cada vez que vomita amarillo mi Chihuahua, o notamos que tiene alguna anomalía nos preocupamos en seguida.

No importa cuánto intentes controlar la salud de tu perro, los vómitos amarillos ocurren. Al igual que los humanos, los perros vomitan ocasionalmente para expulsar alimentos (u otras sustancias) que no deberían haber ingerido. En muchos casos, este tipo de vómito único no es motivo de preocupación.

Chihuahuas tumbados en un césped

¿Por qué vomita amarillo mi Chihuahua?

Los perros pueden vomitar por diversas razones, muchas de las cuales pueden ser graves. El vómito no es un tema agradable, pero comprenderlo proporciona pistas importantes sobre la salud de su perro. Estas son algunas de las claves para decodificar lo que está sucediendo y qué hacer cuando ocurren los vómitos:

Causas de los vómitos

Una breve lista de las muchas causas de vómitos en perros incluye lo siguiente:

Indiscreción dietética (comer algo que no debería comer)
Parásitos (giardia, lombrices intestinales, anquilostomas, tricocéfalos)
Alergias alimentarias (típicamente proteínas)
Toxinas
Efectos secundarios de los medicamentos
Envenenamiento o ingestión de alimentos en mal estado
Infección por parvovirus o rabia
Un objeto extraño alojado en el estómago intestinos
Hinchazón (vólvulo de dilatación gástrica)
Pancreatitis
Reflujo ácido
Tos de las perreras
Cambiar repentinamente de comida o comer alimentos para mascotas altamente procesados.

Color del vómito de mi perro

El color del vómito del perro puede proporcionar alguna indicación de lo que podría estar sucediendo dentro de su cuerpo y si hay un problema subyacente por el que preocuparse.

“El vómito puede ser de cualquier color, de claro a amarillo, de rojo a marrón”. “Y puede ser un reflejo de lo que comió el perro, por ejemplo, algo con colorante alimentario. Si es un vómito de color verde brillante o verde azulado, podría significar que su perro comió veneno para ratones o ratas, en cuyo caso debe visitar al veterinario de inmediato “.

Sin embargo, una cosa a tener en cuenta: cualquiera de las condiciones anteriores puede hacer que el vómito tenga cualquier número de colores, así que no confíe en el color como el único indicador de cuál podría ser la afección subyacente.


Vómito amarillo y verde

El vómito amarillo o verde, o de apariencia espumosa, generalmente contiene bilis, una sustancia producida por el hígado y que ayuda con el proceso digestivo. Si el vómito de su perro es espumoso, puede indicar una acumulación de ácido estomacal. A veces, los perros ocasionalmente vomitarán bilis si pasan demasiado tiempo sin comer o si vomitan con el estómago vacío o con mucha frecuencia.

El vómito de la bilis que se produce por la mañana puede ser un indicio de un trastorno más raro, el síndrome de vómitos biliares. Alimentar a su perro a altas horas de la noche o con más frecuencia puede resolver este problema, pero debe consultar a su veterinario para obtener un diagnóstico.

El vómito verde también puede ocurrir si su perro comió pasto, hojas u otro material vegetal que se le irrita el estómago. Es una suposición común que los perros comen hierva cuando se sienten enfermos para inducir el vómito, pero no hay investigaciones concluyentes que lo demuestren. 

Comer hierba puede provocar vómitos, pero un estudio de 2008 descubrió que, si bien se informó que el 79% de los perros habían comido hierba, solo el 9% parecía estar enfermo de antemano y solo el 22% vomitó después. Aún así, siempre vale la pena ir al veterinario si su perro presenta síntomas como letargo, diarrea o pérdida de peso, ya sea junto con comer pasto o no. Y dado que algunas plantas son tóxicas para los perros, llame a su veterinario de inmediato si su perro come material vegetal desconocido y comienza a vomitar.


Vómito rojo marrón y negro

El vómito rojo brillante indica que su perro está vomitando sangre (llamado hematemesis). Esto puede ser una señal de enfermedades gastrointestinales, inflamación del estómago (gastroenteritis), una lesión traumática o ingestión de venenos. El vómito rojo oscuro, el vómito marrón oscuro, el vómito negro o el vómito que parece posos de café también pueden significar que su perro está vomitando sangre, pero la sangre ha sido digerida o parcialmente digerida, lo que cambia el color. 

Si su perro está produciendo este tipo de vómito oscuro, puede ser un signo de úlceras estomacales, obstrucción intestinal u otra afección grave y generalmente es motivo de una visita al veterinario (tenga en cuenta que los vómitos de cualquier color pueden ser un signo de bloqueo o una estado grave).

Algunos perros tendrán vómito marrón oscuro si comen algo de color marrón, como el chocolate (que es tóxico para los perros, si sospecha que su perro ha ingerido chocolate, busque atención veterinaria inmediata) o defeca. Si el vómito tiene un olor revelador, puede significar que su perro se ha entregado a la coprofagia, lo cual, aunque no es motivo de preocupación inmediata, debe desalentarse ya que los humanos pueden contraer bacterias de las heces de los perros, y algunas heces de animales son peligrosas. parásitos (y es asqueroso).

“Una de las causas más comunes de vómitos y diarrea que vemos en la población de perros es secundaria a los parásitos gastrointestinales”. “Muchos de estos parásitos se transmiten por contaminación fecal-oral. Lo que significa que si su mascota está comiendo heces o oliendo caca en la acera, tiene un riesgo mucho mayor de contraer uno de estos parásitos.

El vómito de color amarillo es frecuente en esta raza y no es una cosa de la que nos debemos de preocupar. Cuando vomita amarillo también puede ser por dos razones:

  • Tiene la necesidad de purgarse como es normal en la mayoría de perros y disponen de acceso para comer hierba. A menos que esté contaminada, le viene genial para el estómago. Así que si le ves comer hierba y luego vomita amarillo no te preocupes.
  • La otra causa más frecuente del vómito amarillo es porque tiene el estómago vacío. Éste vómito puede mezclarse con espuma. Para eso es interesante dividir la dosis de comida y que su estómago no este tantas horas sin comida.

No tenemos que preocuparnos si ocurre esto, pero si vemos que los vómitos son con frecuencia habrá que estar atentos a su estado de ánimo, su fiebre o si tiene diarrea. El vómito amarillo en perros son perjudiciales cuando son muy habituales, es decir, casi cada día. Con un vómito no hay que alarmarse y antes de llevarlo al veterinario o acudir a algún especialista, intenta recordar dónde ha estado tu Chihuahua.

Frecuencia del vómito del perro

¿Cuántas veces ha vomitado tu perro? Uno o dos vómitos suelen ser menos preocupantes que muchos episodios de vómitos que no parecen disminuir. Todos los perros vomitan de vez en cuando. Si solo vomitan una vez, eso no es motivo de alarma en la mayoría de los casos.

Si de lo contrario los vómitos persistentes (más de una o dos veces en 24 horas) pueden ser una señal de que algo anda mal y vale la pena conversar con su veterinario. En el caso de los perros adultos (no cachorros), retenga la comida y el agua durante al menos cuatro a seis horas después del último episodio de vómitos para permitir que el estómago del perro se calme.

Regurgitación o vómito del perro

La regurgitación puede parecerse a un vómito, pero es diferente. La regurgitación es el reflujo espontáneo de la comida antes de que llegue al estómago. Con la regurgitación, la comida sube de la misma manera que bajó: se ve igual. Ocurre sin esfuerzo y en ocasiones sorprende tanto al perro como al dueño. Con vómito, el perro tiene náuseas.

La regurgitación es menos común que los vómitos, pero no es necesariamente menos grave. Si su perro regurgita su comida solo una vez, probablemente no haya nada de qué preocuparse. Sin embargo, la regurgitación en perros frecuente no es normal y puede indicar un problema de salud grave. 

¿Cuándo ocurre la regurgitación en perros?

La regurgitación ocurre normalmente debido a un problema esofágico: el tubo que va de la boca al estómago. Los problemas esofágicos congénitos, como el megaesófago, causados ​​por una función nerviosa anormal del esófago, son probablemente la causa más común de regurgitación, especialmente en perros cachorros o jóvenes. Otras causas de regurgitación incluyen hipotiroidismo, miastenia gravis (una enfermedad neuromuscular), un tumor que podría estar obstruyendo el esófago, hernias de hiato y estrechamiento del esófago. Habla sobre los episodios de regurgitación con tu veterinario para determinar la causa raíz.

¿Algún remedio para que no vomite amarillo mi Chihuahua?

En este caso vamos a ser claros, ¡No! El vómito es algo bueno, ya que está demostrando que lo que tiene malo en el estómago lo está echando. Así que no te preocupes y dale pienso bueno y las raciones que habitualmente debe comer. En este vídeo, tienes objetos ideales para tu perro.

POSTS RELACIONADOS

MÁS INFORMACIÓN DE LOS CHIHUAHUAS

VOLVER A LA PÁGINA DE INICIO