Saltar al contenido
DECHIHUAHUA.ORG

Cane Corso

raza de perro Cane Corso italiano

A diferencia de otras razas, el origen de la raza de perro Cane Corso parece estar bien definido. Su antepasado es el Canis Pugnax, un moloso procedente de la Roma antigua. Su utilidad quedó probada en las guerras, donde era un perro de pelea. También fue utilizado como perro de caza y guarda de granjas y personas.

Se esparció por toda la Italia meridional, y por años no salió de su tierra de origen; incluso en ella, esta raza pasó mucho tiempo en el olvido. De ahí su apodo Cane Corso Italiano. Su nombre al parecer deriva del latín Cohors, que significa guardián; otros estudiosos opinan que corso significa fuerte, potente robusto e imponente.

Adjetivos que le cuadran perfectamente. Estuvo al borde de la extinción a principio del siglo pasado, pero en la década de los 70 fue recuperada por un grupo de criadores amantes de la raza. Entró a los Estados Unidos en 1988.

Características del Cane corso

Está catalogado como un perro de guarda y defensa, es de talla grande, robusto y elegante. El Cane Corso también es muy valiente y sobreprotector con sus dueños y los niños de la casa, receloso de los extraños, inteligente y seguro. Siempre está alerta con su imponente cabeza alzada.

Medidas, color y más características

Tamaño: entre 64 -68 cm

Peso: entre 40 – 50kg

Pelo: corto, oscuro y brillante.

Color del pelo: gris plomo, atigrado, rojizo, leonado. Aunque existe el Cane Corso azul y Cane Corso negro.

Esperanza de vida: entre 9 – 12 años.

Cuidados del Cane corso

El cuidado estético del Cane Corso no es muy exigente, pero su pelo requiere un cepillado semanal para desechar hebras muertas. Cada seis semanas se debe bañar con un buen champú. Las uñas necesitan estar limpias y cortas.

Posee mucha energía por lo que requiere ejercitarse continuamente; los paseos deben ser frecuentes, así como los juegos y actividades que lo estimulen, para que no desarrolle actitudes destructivas. De ser posible, al Cane Corso italiano le gusta vivir en espacios abiertos para correr libremente. El veterinario establecerá un calendario de vacunas y el despistaje de parásitos en tu mascota.

Adiestramiento del Cane corso

El entrenamiento adecuado facilita el aprendizaje de esta raza de perro. Socializarlo desde cachorro ayudará a controlar su carácter dominante, orgulloso y terco. Es un perro guardián, al cual le gusta tomar sus propias decisiones, por lo que el entrenamiento debe recalcar la obediencia.

Los comandos de voz bien definidos, le mostrarán cuando acudir a la llamada de su dueño, levantarse, sentarse y detenerse. Generalmente es receptivo a las órdenes. El refuerzo en positivo dará excelentes resultados por su deseo innato de complacer. Evitar los regaños y nunca golpearlo porque es perjudicial para su proceso de aprendizaje.

Alimentación del Cane corso

Por ser de talla grande requiere porciones abundantes de comida, cuidando el exceso para evitar la obesidad. Se le puede suministrar un pienso seco o húmedo especial, o comida casera, cuidando el suministro de proteínas, vitaminas, fibra, minerales y otros nutrientes que ayudarán a mantenerlo sano. Se le dará una o dos porciones de comida al día. El peso se debe vigilar para evitar que se ponga obeso y de ser necesario, ajustar la dieta, así como la rutina de ejercicios y el horario de comidas.

Salud del Cane corso

Tiene tendencia a sufrir enfermedades degenerativas de los huesos y articulaciones. También enfermedades oculares y problemas gástricos. Las enfermedades más comunes son:

Displasia de cadera: dolorosa enfermedad que puede incapacitar al animal para caminar bien.

Displasia de codo: Causa dolor en las articulaciones del codo.

Torsión gástrica: es una hinchazón que ocurre porque el estómago del perro gira y bloquea el esófago y el intestino, si no se atiende a tiempo puede ser mortal.

Problemas oculares: entropión y ectropión.

Conclusiones

Para encontrar un Cane Corso en adopción, o un Cane Corso cachorro en venta deberás de acercarte a lugar legales. Evita lugares clandestinos e ilegales.

Si quieres tener un Cane Corso italiano es una experiencia extraordinaria; tendrás no solo un guardián para ti y tu familia sino un amigo entrañable y fiel. Sensible y cariñoso amará a los niños de su familia humana, y seguirá a los adultos atentamente por la casa. Este magnífico animal tiene fama de agresivo, pero nada más lejos de la realidad. Pocos perros son capaces de apreciar a sus dueños como él lo hace y de cuidarlos con tanta abnegación.

Artículos relacionados

RAZAS DE PERRO